Todos sabemos lo difícil que es crear un producto desde cero para que todo el trabajo realizado se pierda por culpa de no poder evitar una copia de tu producto por parte de nuestra competencia.

La mejor protección es la precaución, por eso es bueno saber qué pasos debemos tomar para evitar futuros problemas que nos pueden dejar desprotegidos delante de una copia fraudulenta.

5 puntos para evitar la competencia

Por eso hemos creado una lista de los 5 puntos a tener en cuenta y que recomendamos a nuestros clientes para evitar que copien nuestro producto una vez salga al mercado o, en caso que suceda, tener las herramientas para defendernos.

  1. Crear un diseño singular

    Uno de los elementos que más nos puede ayudar a protegernos de las copias es crear un producto realmente singular. Es decir, un producto con una estética propia que se diferencie realmente de lo que hay en el mercado.

  2. No divulgar el diseño durante la fase de desarrollo

    Mientras estamos desarrollando el producto es normal ir mostrándolo a distintos colaboradores, amigos y familiares para recibir un feedback del avance. El error está en ir más allá y mostrar el producto en otros medios como pueden ser las redes sociales antes de que el producto salga al mercado. Con esto perdemos uno de los elementos que nos piden para poder pasar al siguiente paso, que es la novedad. Un producto para poder ser protegido debe ser singular y aportar novedad. Además que estamos expuestos a que alguien puede llegar a avanzarse a nuestro registro y conseguir una fecha de prioridad antes que la nuestra. Esto daría al traste todo el trabajo realizado hasta el momento.

  3. Crear una estrategia de protección

    Pero esto no termina en simplemente registrar el producto que vamos a comercializar. Deberemos pensar como la competencia y ver qué elementos son susceptibles a ser modificados para saltarse el registro de diseño. Por eso tenemos que analizar los elementos más características del diseño y desglosarlo para crear una protección global con distintas variantes.

  4. Registrar el diseño oficialmente

    Es el único tramite legal que nos puede defender de una copia delante de un tribunal. El registro debe realizarse antes de que el producto salga al mercado. En caso que no fuese así, el tiempo desde que apareció en el mercado hasta que se registra no debería ser superior a 1 año. Para poder saber el coste que supone registrar el diseño de un producto en España o Europa, hemos creado una calculadora que desglosa el coste del servicio de asesoramiento, la tramitación y las tasas oficiales.

  5. Sacar un nuevo producto al mercado

    Ser el referente en el sector significa innovar y avanzar. Cuesta mucho mantener un solo producto en el mercado por muchos años, por lo que sacar de uno de nuevo cada X tiempo nos asegurar marcar la pauta dentro de nuestro sector.

Conclusiones

Protegernos de las copias supone una labor que empieza desde el mismo momento que empezamos a diseñar y crear un producto. Debemos tener en cuenta que para proteger un producto este debe ser:

  • Singular: Diseño realmente distingible
  • Novedoso: No debe haber antecedentes de nada parecido
  • Registrado: Es lo que nos dará la prueba oficial de todo

Sin estos elementos no tenemos las herramientas suficientes para evitar que la competencia copie y se aproveche de todo el esfuerzo realizado.

Si tienen cualquier duda, estaremos encantados de asesorarles sin ningún compromiso. Sólo tienen que contactar con nosotros por teléfono o a través del formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.