En ProyectosCAD estamos especializados en registrar diseños y desarrollar dos tipos de productos: inéditos o ya existentes. Por lo que a los clientes les surge la duda de si se puede registrar un producto que ya existe en el mercado o no.

Nosotros como profesionales buscamos confeccionar un plan estratégico para ver en qué medida se puede registrar el diseño resultante. Por lo que analizamos todos los detalles del sector y ver que nos diferencia.

Por ejemplo, una lámpara como invento, ya existe, pero eso no quiere decir que no se pueda registrar un nuevo diseño o modelo. Una lámpara con una bombilla y una pantalla, también existe. Pero una lámpara con una forma singular ya empieza a tener alguna característica nueva. Por lo que deberemos buscar y definir los elementos que hacen distintos nuestro producto de la competencia.

Como introducción decir que hay tres manera des proteger un producto:

  • A través de una patente
  • un modelo de utilidad, o
  • un registro de diseño

Cada una tiene sus limitaciones según lo que queramos registrar y los antecedentes ya existentes de la invención.

¿Qué manera es mejor para patentar y proteger nuestro producto o invención?

Para hacerlo más fácil y directo iré haciendo preguntas para que vosotros mismos os vayáis respondiendo para ver qué opción es lo que mejor se puede adaptar vuestro invento, diseño o producto.

¿El producto a patentar es algo inédito que nunca antes a existido?

Si la respuesta es sí, deberemos ver la patente como uno de los métodos más apropiados para proteger nuestro producto. También es una de los procesos más caros.

¿El producto a proteger se basa en algo ya existente pero le hemos añadido algún elemento nuevo?

Aquí ya se nos abre el abanico con dos opciones, modelo de utilidad o registro de diseño.

¿El elemento nuevo que le hemos añadido cambia su función?

Si le hemos añadido una función puede que la mejor opción registrar el producto o invención como modelo de utilidad.

¿Nuestro producto ya existe en el mercado y hace la misma función que los otros pero lo hemos realizado de distinta forma?

La única salida que nos queda en este caso es el registro de diseño. Es una muy buena opción y la más asequible de todas. En muchos casos el hecho que sea la más asequible nos permite proteger mucho mejor nuestro producto ya que nos permite crear una estrategia muy completa.

Conclusión

Cada caso es único, y se debe buscar la opción que mejor se adapte para proteger así el producto o invención. Hay casos en los que a veces se necesita proteger el conjunto con dos sistemas distintos como puede ser una patente y un diseño industrial.

Para cualquier consulta o duda pueden contactar con nosotros y le asesoraremos de la mejor manera posible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.